¿Dónde están los riesgos?

Como cualquier sustancia, incluyendo el agua y la sal común, el cannabis tiene riesgos, pero puede que no sean los que piensas. Al parecer la marihuana afecta negativamente a la concentración y a la memoria, pero los estudios han encontrado que estos efectos no son permanentes y desaparecen cuando se deja de tomar. Sin embargo, los efectos pueden llegar a ser duraderos si se comienza a consumir marihuana en la adolescencia. En un estudio se vio que las capacidades cognitivas de los sujetos que habían empezado a fumar más jóvenes se habían visto afectadas, pero no así para quienes empezaron a fumar como adultos. Esto no es necesariamente a causa de la droga, sino de los factores ambientales asociados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat