EL CANNABIS COMO TRATAMIENTO PARA EL AUTISMO – LA PRUEBA

Con el excelente historial de seguridad del CBD y el importante cuerpo de investigación para la epilepsia pediátrica, no sorprende que los primeros estudios clínicos que examinen si el cannabis brinda algún alivio a los niños con TEA han favorecido los aceites de cannabis ricos en CBD.

En los últimos años, se han realizado tres estudios en Israel, donde aproximadamente 2500 niños y adultos con TEA reciben tratamiento con cannabinoides del programa nacional de cannabis medicinal (en gran parte debido a la campaña de Abigail Dar).

El primer estudio buscó examinar si el aceite de CBD ayudaría a mejorar las cuatro comorbili-dades comúnmente asociadas con el TEA: síntomas de hiperactividad, problemas para dor-mir, autolesiones y ansiedad.

53 niños recibieron aceite de cannabis rico en CBD durante un período promedio de 66 días. Aproximadamente dos tercios de los sujetos experimentaron mejoras en las autolesiones y ataques de ira, hiperactividad y problemas para dormir. La administración de CBD mejoró la ansiedad en el 47,1% de los niños, aunque el 23,5% encontró que su ansiedad había empe-orado. Cabe señalar que estos hallazgos se basaron en gran medida en los informes de los padres y no se debe subestimar su subjetividad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat