¿Es seguro consumir marihuana antes y después de una cirugía?

Teniendo en cuenta la ansiedad que puede generar una cirugía, es posible que los consumidores de cannabis quieran fumar antes de someterse a la operación. Pero, ¿es buena idea? Te traemos un resumen sobre el consumo de marihuana antes y después de una cirugía.

Independientemente del motivo por el que tengas que operarte, recuperarse de una cirugía puede ser muy doloroso. Tras una operación, los médicos suelen prescribir analgésicos. Sin embargo, la mayoría de fármacos, como los opiáceos, pueden ser muy adictivos y producir muchos efectos secundarios. La adicción a los opiáceos ya no es una amenaza, sino una realidad: muchas personas en los EE. UU. y en el mundo son víctimas de esta epidemia.

Lo más lamentable es que muchos cayeron en la adicción poco después de que les prescribieran analgésicos como oxicodona o hidrocodona tras una cirugía. Aunque muchos cirujanos prefieren recetar menos analgésicos, algunos pacientes se exponen a consecuencias mortales. Para muchos, es motivo suficiente para buscar otras formas de aliviar el dolor. Las investigaciones[1] han demostrado que los cannabinoides que se encuentran en la marihuana ayudan a aliviar el dolor causado por varios trastornos de salud. No obstante, la verdadera pregunta es si existen contraindicaciones para el consumo de marihuana antes o después de una cirugía. La respuesta no es tan sencilla. Depende de algunas variables, como la hora de consumo, los antecedentes médicos y la naturaleza de la cepa en cuestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat