LA CIENCIA DETRÁS DE FUMAR Y BEBER

Puede que parezca una opción obvia. No obstante, las investigaciones sobre los efectos de combinar estas dos sustancias tan comunes son pocas y poco frecuentes. Una investigación realizada en el Harvard Medical School, descubrió que fumar marihuana y beber alcohol provocaba que se duplicase la cantidad de THC presente en la sangre.

Es decir, comparado con la cantidad de THC en sangre cuando sólo se consume marihuana. Ahora bien, antes de que cunda el pánico: es casi imposible sufrir una sobredosis de THC. No se conoce ninguna muerte por consumir exclusivamente THC. ¿Ya te quedas más tranquilo?

Si los estudios preliminares muestran el doble de THC en la sangre cuando se mezclan, ¿qué significa realmente? Pura y simplemente: más THC significa un mayor colocón. Todos los efectos que sentirías normalmente al fumar un porro se amplificarán. Parece un camino fácil hacia el paraíso, pero recuerda que los excesos pueden acabar resultando incómodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat