¿Qué hay del THC en casos de trastornos alimenticios?

Muy interesante el efecto del CBD, pero ¿entonces no puedo consumir THC? Claro que sí. De hecho, este químico también tiene efectos positivos en la regulación de trastornos de alimentación. Cuando se consumen productos que tengan tanto CBD como THC, dependiendo de las concentraciones de cada uno, puede que los resultados sean incluso, mejores.

Esto es porque el THC, además de ponerte high, entre otros efectos, también estimula el apetito. Incluso, pacientes de cáncer lo utilizan para tratar la pérdida de apetito durante la quimioterapia. Mientras esto sucede, el CBD puede ayudar a que el subidón del THC no sea tan fuerte y a que puedas comer luego sin sentir la ansiedad o preocupación característica de la anorexia o la bulimia.

Hay estudios que permiten observar que el THC, junto con otros cannabinoides, puede prevenir la pérdida de peso excesiva causada por la anorexia si hay actividad física involucrada. Por otro lado, el hincapié en controlar las dosis es porque también puede haber efectos opuestos a los deseados. Un ejemplo es el CBD, que, en dosis altas, se utiliza para controlar la obesidad.

En cualquier caso, recuerda que la anorexia es una enfermedad. Si vas a consumir THC antes, es recomendable que consultes con tu médico tratante. Él te dirá si sus efectos alucinógenos pueden perjudicar a tu cuadro o, por el contrario, beneficiarlo.

Esta demostrado en estudios especializados que el TCH a bajas concentraciones y en conjunto con el CBD resulta mas efectivo para diferentes patologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat