¿Qué síntomas del cáncer alivian el THC y el CBD?

En todo el mundo se están llevando estudios para determinar si los cannabinoides de la marihuana pueden ayudar a los pacientes con cáncer. Según el National Cancer Institute, se ha estudiado el efecto del cannabis en los siguientes síntomas relacionados con las enfermedades oncológicas y sus tratamientos.
Náuseas y vómitos
A pesar de los avances en el tratamiento del cáncer, las náuseas y vómitos siguen siendo efectos secundarios que angustian a los pacientes y a sus familias. Los cannabinoides se están demostrando efectivos en sus dos versiones.
Estimulación del apetito
Según el NIH, el THC (dronabinol) no ayudaba a aumentar el apetito o el peso en pacientes con cáncer avanzado comparado con otros medicamentos. Sin embargo, sí que notaron aumento del apetito y peso en pacientes con VIH.
Alivio del dolor
El tratamiento del dolor mejora la calidad de vida de un paciente oncológico. El dolor del cáncer resulta de la inflamación, la invasión de los huesos u otras zonas sensibles o la lesión en los nervios. Cuando este dolor es intenso y persistente, suele ser resistente también a los opioides.
En los ensayos clínicos que se han llevado a cabo hasta la fecha, se ha demostrado que el extracto de THC:CBD nabiximols a dosis bajas era más eficaz para el control del dolor y las alteraciones del sueño que el extracto de THC en los pacientes en los que el dolor no había mejorado con opioides potentes. Estos estudios proporcionaron datos alentadores sobre el efecto analgésico de la combinación del THC y del CBD.
Ansiedad y trastornos del sueño
En los estudios llevados a cabo sobre los efectos de la aplicación de Cannabinoides aislados o como extractos de Cannabis se ha demostrado que el THC tenía efectos ansiolíticos, mejoraba la calidad del sueño y la relajación.
Los ensayos clínicos sobre el uso del cannabis para aliviar los síntomas del paciente se llevan a cabo en paralelo a los que lo estudian como terapia para tratar el mismo cáncer. Resulta esperanzador ver la cantidad de estudios en curso sobre los cannabinoides y sus aplicaciones médicas, solos o en combinación entre ellos.
Para muchos enfermos, oncológicos o no, el THC y el CBD del Cannabis han sido una solución sin la cual la vida sería mucho más difícil. A menudo ha sido la decisión del propio paciente que se inicia en el consumo de Cannabis por recomendación de otro paciente o familiar, por desesperación o por alergia a los medicamentos convencionales. En muchos casos los extractos de Cannabis han marcado un antes y un después en estos enfermos.
No creemos que tarde en llegar el día en que el Cannabis como terapia esté normalizado. La eficacia del THC y del CBD está probada, solo se necesita que los médicos tengan ensayos clínicos suficientes que avalen las dosis y los cannabinoides adecuados para cada enfermedad para que sea una realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat