¿Cómo puede el CBD aliviar la ansiedad?

El CBD, al igual que el THC, es uno de los cannabinoides más prominentes en la planta de cannabis. Sin embargo, el cannabidiol (CBD) funciona de forma diferente al resto de cannabinoides. Según varios expertos, el CBD puede reducir la ansiedad porque ayuda a impulsar la señalización a través de los receptores de serotonina, impulsando un estado de ánimo positivo y un efecto ansiolítico y relajante.

Un investigador brasileño llevó a cabo un estudio para probar los efectos del CBD en personas con este trastorno. El ensayo se completó con las opiniones de las personas que participaron y con un escáner cerebral que se les hizo. El estudio concluyó que los patrones de flujo sanguíneo cerebral eran consistentes con un efecto anti ansiedad. Así, también se demostró que los niveles de ansiedad se habían reducido después de consumir cannabidiol.

Teniendo en cuenta que cada vez más personas en todo el mundo padecen problemas de salud mental,  el CBD es una alternativa para llevar un tratamiento seguro y natural con capacidad de mejorar los síntomas y la calidad de vida de las personas. Si quieres saber si puedes iniciar una terapia con cannabinoides, contáctanos aquí.

Síntomas de la ansiedad

No todos los síntomas de la se presentan de una manera obvia. De hecho, hay un gran estigma alrededor de este padecimiento habitualmente asociado, de forma equivocada, a los ataques de pánico. Sin embargo, hay otros factores que pueden indicarnos que estamos ante los síntomas de este padecimiento:

  • Irritabilidad
  • Mareos
  • Incapacidad para comunicarse
  • Paranoia
  • Depresión

La ansiedad es un trastorno psicológico que afecta a los enfermos de diferentes maneras. Así, nos encontramos con varios tipos de trastornos:

  • Trastornos de pánico
  • Trastornos de ansiedad social
  • Fobias específicas
  • Trastornos de ansiedad generalizados

Las causas que provocan la ansiedad aún son, en cierta manera, algo desconocido ya que pueden variar dependiendo de la persona que la padece. Igual que sucede con muchos trastornos mentales, la ansiedad puede ser un problema secundario vinculado a otros trastornos psicológicos como, por ejemplo, el trastorno de estrés postraumático y la depresión. Estudios recientes también han demostrado que este tipo de trastorno también pueden ser hereditarios y  pueden ser causados por problemas en el funcionamiento de los circuitos cerebrales que son responsables de regular las emociones.

La Ansiedad

La ansiedad es un rasgo imperativo de nuestro cuerpo, la necesitamos para detectar situaciones de peligro y nos mantenemos a salvo. Desafortunadamente, un amplio porcentaje de la población sufre este tipo de problemas por diversas razones, algo que les dificulta llevar una vida normal. Muchos de ellos quizás no sepan que el CBD puede ayudarles.

El cannabidiol (CBD), el tratamiento contra el acné.

¿Qué es el Acné? ¿Quiénes lo Sufren?

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Una de sus funciones es eliminar una parte de los productos de desecho de toxinas. Si el cuerpo contiene más toxinas de las que los riñones y el hígado pueden descargar eficazmente, la piel toma el control. De hecho, algunos médicos llaman a la piel el «tercer riñón». A medida que las toxinas escapan a través de la piel, se altera la integridad de la salud. Este es un factor clave detrás de muchos trastornos de la piel, incluyendo el acné.

El acné es un trastorno inflamatorio de la piel caracterizado por la inflamación de glándulas sebáceas, lo cual se traduce en granos, puntos negros y puntos blancos. Existen varios tipos de acné, incluyendo nódulos y quistes, puntos negros, acné premenstrual, pápulas, entre otros.

El acné suele aparecer en la pubertad, cuando el cuerpo aumenta drásticamente su producción de andrógenos (hormonas sexuales masculinas). Estas hormonas estimulan la producción de queratina (un tipo de proteína) y sebo (un lubricante oleoso para la piel). Si el sebo se secreta más rápido de lo que puede moverse a través de los poros, surge una mancha. El exceso de grasa hace que los poros se forman cuando el sebo se combina con los pigmentos de la piel y tapona los poros. Si las escamas debajo de la superficie de la piel se llenan de sebo, aparecen puntos blancos. En casos graves, los puntos blancos se acumulan, se diseminan debajo de la piel y se rompen, lo cual finalmente disemina la inflamación. Aunque el cuidado adecuado de la piel es importante en el tratamiento del acné, el acné no es causado por la impureza, pero es más probable que tenga un resultado de glándulas sebáceas hiperactivas.

Aunque más de 20 millones de adolescentes sufren de este trastorno, el acné ya no sólo afecta a los niños, sino también a un número cada vez mayor de adultos. Mientras que el acné adolescente ocurre más comúnmente en la cara y/o parte superior del cuerpo, el acné del adulto se limita generalmente a la barbilla y la línea de la mandíbula, e involucra menos imperfecciones, pero posiblemente más dolorosas.

Muchas mujeres sufren brotes de acné premenstrual provocados por la liberación de progesterona después de la ovulación. Los anticonceptivos orales con alto contenido de progesterona también pueden causar brotes. La presencia de candidiasis también puede causar cambios hormonales que estimulan al hígado a producir las sustancias equivocadas para un sebo sano.

Los factores que pueden contribuir al acné incluyen la herencia, la piel grasa, el desequilibrio hormonal, los ciclos menstruales mensuales y la candidiasis. Otros posibles factores contribuyentes son las alergias, algunos medicamentos, como esteroides, litio, anticonceptivos orales y algunos medicamentos antiepilépticos. Las deficiencias nutricionales y/o una dieta alta en grasas saturadas, grasas hidrogenadas y productos animales también pueden estar involucradas. La exposición a contaminantes industriales como aceites de máquinas, derivados del alquitrán e hidrocarburos clorados son algunos de los factores ambientales que pueden tener un efecto adverso sobre la afección. Un pH corporal que es demasiado ácido o demasiado alcalino también fomenta la anidación y reproducción de las bacterias causantes del acné. 

Se calcula que 3,5 millones de jóvenes españoles sufren este trastorno multifactorial de la piel que se genera en los folículos pilosebáceos de la cara, el pecho o la espalda, según datos del periódico el País. Este trastorno afecta a la autoestima en un 40%, siendo este un problema para la vida cotidiana del adolescente. 

¿Posibles Causas y Tratamientos?

Según el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIH), las principales causas del acné son: el aumento hormonal durante la adolescencia, los cambios hormonales durante el embarazo, el inicio o la finalización de la toma de píldoras anticonceptivas, por factores hereditarios, efectos de ciertos medicamentos o el maquillaje grasoso.

El acné no es una enfermedad dolorosa, y el tratamiento de esta se realiza a través de medicamentos, normalmente cremas. A continuación presentamos el CBD como posible alternativa a las cremas y fármacos convencionales, por sus beneficios medicinales.

¿Podría Ser el CBD una Alternativa a Estos Tratamientos Convencionales?

Diversos estudios científicos han confirmado el efecto antiinflamatorio del CBD, pero ¿Puede este tratar el acné?

Un estudio publicado en Julio de 2014, exploró los efectos en la administración de CBD a los sebocitos humanos cultivados y al organismo de la piel humana, el cual inhibió las acciones lipogénicas de diversos compuestos.

El estudio realizado determinó que el Sistema Endocannabinoide (ECS) regula múltiples procesos fisiológicos, incluyendo el crecimiento y diferenciación celular cutánea, además de la eficacia del CBD como agente sebo estático.