¿Cómo funciona el cannabis en el pelo?

En cosmética utilizamos el CBD, que es un compuesto del cannabis, como también lo es el THC, pero que se corresponde, más o menos, al 40% del conjunto y que nada tiene que ver el anterior.

Este, el CBD, tiene un alto contenido oleico y también es muy rico en aminoácidos. Su aceite es aceptado prácticamente en su totalidad por nuestras células del cuero cabelludo, lo que supone que estas absorban una enorme cantidad de ácidos grasos procedentes del CDB como son los omegas 3, 6 y 9. También se usan en cosmética las semillas puras o el polvo de semilla de cáñamo.

 

¿Qué beneficios aporta el CBD en la piel y el cabello?

El CBD es rico en omega 3 y 6, así como en vitamina E, una composición muy apropiada para nutrir la piel y el cabello, siendo un gran aliado cuando se tiene algún problema de resequedad o alguna lesión e inflamación. Además de esa regeneración, el CBD también ayuda a liberar el estrés, propiciando un estado de relajación y bienestar.

Con ese potencial, los jabones con CBD pueden ser usados tanto por personas que buscan verse y sentirse bien, así como aquellos que presentan resequedad en su piel, comezón o tiene alguna herida en particular.

BENEFICIOS DEL CBD PARA UN CABELLO SANO

La forma más común de usar el CBD es mediante el aceite, que se prepara extrayendo varios cannabinoides del cáñamo en un solvente como el alcohol y al ser evaporado y procesado, deja como resultado un concentrado puro de aceite de CBD. Para que pueda ser apto para el consumo humano, el aceite de CBD se diluye en otros aceites base.

Este aceite concentrado de CBD puede ser inyectado de forma subcutánea, aplicarse de forma tópica o también se puede añadir a las cremas corporales o al champú, para aprovechar sus propiedades en el cuidado corporal, principalmente de la piel y el cabello. Puedes conversar con tu dermatólogo o incluso con tu peluquero para que tengas recomendaciones de profesionales sobre el uso que puedes darle al CBD en tu cabello.

A veces, se puede conseguir extracto de etanol de CBD diluido en aceites portadores como el de oliva o de coco. La presentación suele variar dependiendo de los fines que se tengan con el CBD, el problema a tratar y la cantidad necesaria. En este punto es importante destacar que primero es recomendable consultar con el médico para que sea este quien indique la forma y cantidad de usar el CBD y si lo considera apropiado, aunque sea de uso tópico.