Empuje pandémico

Los aceites de CBD son el formato más demandado de esta empresa y sus ventas se han multiplicado por 10 en el último año, un dato muy positivo que se debe a la pandemia. «Durante los meses duros del confinamiento, llegamos a tener un pedido cada 15 minutos«, afirma Iribarne. «Al aumento de la investigación sobre los efectos terapéuticos del CBD, hay que añadir una situación generalizada de ansiedad y malestar por la pandemia«, agrega. Y el saldo no puede ser más espectacular: solo en 2020, el negocio ha crecido un 1.113%. Pero hace hincapié: «No somos médicos ni vendemos medicamentos, pero nuestro comprador lee, se informa y busca soluciones para problemas cotidianos. Buscan equilibrarse y aliviar dolores y problemas de sueño al amparo de una sustancia que les hace sentir bien, es segura y legal».

El CEO también argumenta que el uso de los productos de CBD «se ha extendido a raíz de los anuncios de la OMS y la ONU, que a finales del año pasado ya hizo oficiales las propiedades medicinales del cannabis, retirándolo de las sustancias del grupo IV».

Los beneficios del cannabis son extensibles para animales y, de hecho, hay compañías que elaboran este tipo de productos para mascotas. Pero, como sucede con los destinados a consumo humano, también son susceptibles de malas prácticas. Tanto es así que la Food and Drug Administration (FDA) ha advertido a 13 empresas fabricantes de comida para mascotas de que incumplen la ley, ya que los comercializan como nuevos medicamentos para animales sin estar permitidos, e insiste en que no considera que el cannabis sea reconocido como seguro para el consumo humano ni para mascotas.

En definitiva, argumentos hay muchos, a favor y en contra, seguidores cada vez más y lo que es seguro: un negocio muy próspero.

Las propiedades anticomezón y antiinflamatorias de el cannabis pueden facilitar los síntomas de infección vaginal

El poder del cannabis como antiinflamatorio es una de las aplicaciones médicas más conocidas de la planta. Y aunque el cuerpo de investigación sobre el cannabis como antiinflamatorio no está directamente relacionado con las infecciones vaginales, muchos de los síntomas incómodos de las infecciones vaginales están directamente asociados con la inflamación.
La inflamación no solo puede causar dolor, sino también picazón, que es un síntoma común de la mayoría de las infecciones vaginales. Un estudio del Journal of the American Academy of Dermatology examinó el papel de los cannabinoides en dermatología.
El investigador principal, el Dr. Robert Dellavalle, señaló que de todas las aplicaciones de los cannabinoides en dermatología, quizás el «papel más prometedor para los cannabinoides es el tratamiento de la picazón». El Dr. Dellavalle señala que en un estudio, ocho de 21 personas que aplicaron crema de cannabinoides dos veces al día durante tres semanas vieron una eliminación completa de la picazón severa.

¿Cualquiera podrá ir a donde un médico para que le recete marihuana?

Depende del marco regulatorio que se adopte, aunque en la mayoría de los casos hay claras restricciones. Existen diferentes modelos para la regulación, con distintos niveles de acceso. Por un lado, se puede autorizar la fabricación y registro ante la autoridad sanitaria de una preparación (gotas, spray, cápsulas, aceites, tinturas, etc.) que contenga los principios activos del cannabis (THC, CBD) en una concentración estandarizada para su comercialización, al cual se accede con prescripción médica para enfermedades o afecciones claramente delimitadas. Un modelo más abierto sugiere la despenalización y autorización del cultivo o la compra de la droga cruda en dispensarios licenciados por el gobierno, previa presentación de un carnet o certificación médica que establece una condición médica habilitante.

En cualquiera de los casos, existe una regulación que define las condiciones médicas habilitantes para el consumo. Igualmente, cada modelo requiere controles estrictos, de la misma manera como se regulan drogas como morfina, metilfenidato y Zolpidem, así como de la posesión de carnets que certifiquen la condición médica.