Cannabis Sativa Sativa

La Cannabis Sativa es una subespecie de la Cannabis Sativa L. cuyo origen se encuentra en países ecuatoriales de Asia, África y América, es decir, lugares cálidos. Hoy en día, es muy difícil encontrar semillas de variedades Sativa 100%.

Las características que mejor definen a esta planta son: su alta estatura, sus hojas alargadas y finas, su color verde claro y su poco follaje.

Para su cultivo debemos saber que este tipo de cannabis crece muchísimo-llega a superar los 4 metros de altura-por lo que a la hora de plantarlas en exterior pueden llamar la atención de nuestro vecindario. Su ciclo de cultivo dura entre 10 y 16 semanas y por su genética se adapta mejor a climas de temperaturas suaves.

La Cannabis Sativa Sativa tiene mayor cantidad de cannabinoides psicoactivos que otras variedades por lo que sus efectos son fundamentalmente mentales, pero por supuesto todo depende de la persona que la ingiere o fuma, y de la cepa. Además, podemos encontrar algunos beneficios terapéuticos, como que es analgésica, alivia la depresión, disminuye las náuseas y aumenta el apetito.