La lava penetra en Todoque mientras los vecinos recogen apresuradamente sus pertenencias

El avance de la lava hacia el mar se ralentiza en La Palma, con un frente que alcanza alturas en algunos puntos de 12 metros e incluso más y que se sitúa a 2,5 kilómetros en línea recta hacia la costa, según muestran las imágenes por satélite del programa Copernicus, de la Agencia Espacial Europea. Hasta ahora, la superficie cubierta por la colada ha crecido un 50% en las últimas 12 horas. En total, 154 hectáreas han quedado arrasadas y 320 edificios han sido engullidos, según las estimaciones de Copernicus. El muro de lava ya se ha adentrado en algunos puntos de Todoque, donde los vecinos, que pudieron entrar ayer durante una hora a sus casas, han vuelto a hacerlo desde esta mañana para retirar objetos personales y documentación y podrán acudir hasta las 21.00, según el Cabildo de La Palma. Los bomberos tratan de canalizar una colada de lava hacia un barranco para salvar, en lo que se pueda, Todoque. La nube de dióxido de azufre llegará a la Península a partir de esta tarde, e irá cubriendo todo el territorio nacional progresivamente el jueves y viernes, según Copernicus. La erupción del volcán mantiene a 6.000 personas desalojadas de sus casas.

El frente de lava alcanza una altura de 12 metros, pero ralentiza su avance hacia el mar | Las autoridades permiten a los vecinos de Todoque entrar en sus casas para recoger sus pertenencias | La lava se sitúa a 2,5 kilómetros de la costa, ocupa 154 hectáreas y destruye 320 edificios | La nube de dióxido de azufre del volcán llegará esta tarde a la Península

Tres terremotos más sacuden La Palma y la lava cubre ya 106 hectáreas

L

El río de lava del volcán de La Palma continúa avanzando hacia el mar, aunque en las últimas horas su ritmo se ha ralentizado. El cráter cuenta desde la tarde del lunes con una nueva boca eruptiva en las cercanías del pueblo de Tacande, en El Paso, lo que ha obligado a ampliar las evacuaciones, que afectan ya a 5.550 personas.

Por el momento, el semáforo se mantiene en rojo, en situación de emergencia, y el proceso eruptivo continúa. El Comité Director reunido este lunes, con la presencia del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y del Presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha insistido en que la seguridad es el objetivo principal de todas las actuaciones que se están llevando a cabo y han pedido a la población que no se acerque a la zona y que sigan las indicaciones de las autoridades.

a erupción ha emitido a la atmósfera en las primeras 24 horas entre 6.000 y 9.000 toneladas diarias de dióxido de azufre (SO2), mientras la lengua de lava ha sepultado 7 carreteras y un colegio

La erupción del volcán en La Palma obliga a una evacuación masiva

La Guardia Civil ya ha evacuado a 5.000 personas afectadas por el nuevo volcán de La Palma (Canarias), que ha entrado en erupción este domingo a las 15.12, hora local, en Montaña Rajada, en la zona forestal de Cabeza de Vaca, en El Paso. El nivel de emergencia ha pasado a semáforo rojo en la isla a las 17.00, hora local, y afecta a los municipios de Tazacorte, El Paso, Fuencaliente, Mazo y Los Llanos de Aridane, con unas 35.000 personas en total. Ya han sido evacuados vecinos de la zona de Alcalá y El Paraíso, y se ha iniciado la evacuación de barrios de El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte, en previsión del avance de la lengua de lava. Las autoridades creen que en total podrían ser evacuadas hasta 10.000 personas y recomiendan a la población que cierren todas las ventanas y puertas exteriores, bajen las persianas y cierren los suministros de agua, gas y electricidad y que se dirijan a los puntos de reunión establecidos.

“No es previsible que se tenga que evacuar a nadie más; la lava camina hacia la costa y los daños van a ser materiales”, aseguró el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, en la rueda de prensa posterior a la reunión del comité de emergencia, sobre las diez y media de la noche, hora local. Torres apuntó a que se están liberando “17 o 20 millones de metros cúbicos de lava” y sobre la evolución de la crisis afirmó: “Todo hace prever que no va a haber nuevos puntos de erupción, puede haber alguna otra fisura, pero está garantizada la seguridad ciudadana”. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que pospuso un viaje a Nueva York para acudir a esa reunión en La Palma, insistió en agradecer la aportación de la ciencia para ayudar a prevenir este fenómeno.